Centro Nacional de Biotecnología: los secretos de los seres vivos al descubierto

Estudiar virus y bacterias para obtener nuevas vacunas contra enfermedades infecciosas graves como el SIDA, la gripe o la malaria, o para prevenirlas en animales, descubrir nuevos antibióticos que no perjudiquen al organismo y estudiar los fallos que se producen en las células mientras envejecemos para el diagnóstico precoz de enfermedades como el Alzheimer, el cáncer o la artritis, son sólo algunas de las funciones del Centro Nacional de Biotecnología.

El Centro Nacional de Biotecnología, se inauguró en 1992 y es uno de los más grandes centros de investigación españoles donde trabajan más de 70 grupos de investigación y 21 servicios científico-técnicos; además, tiene 369 proyectos en ejecución y 178 transferencias en marcha. En 2014 recibió la acreditación como centro de excelencia Severo Ochoa por decisión de un jurado internacional, que reconoció la relevancia internacional de la investigación científica realizada en él, así como el interés global del programa de trabajo propuesto. El centro se encuentra entre los cincuenta mejores del mundo y entre los cinco primeros de España. Adquirir conocimientos y desarrollar nuevas tecnologías en las áreas de la salud humana y animal, la agricultura y el medio ambiente, es una de sus principales funciones, pero no la única; también forman generaciones de investigadores y hacen partícipe a la sociedad de los avances y beneficios de la Biotecnología.

Fachada del Centro Nacional de Biotecnología, ubicado en el Campus de Cantoblanco UAM 

El aumento de las enfermedades neurodegenerativas que aumenta de forma exponencial con la edad, ha llevado al CNB a crear compuestos dirigidos a mejorar la calidad de vida de pacientes que sufren la enfermedad de Huntington o la de Alzheimer; también la del cáncer, generando bacterias inocuas para el orgasmo humano que tienen en su membrana proteínas que actúan a modo de jeringas microscópicas para inyectar sustancias con potencial diagnóstico o terapéutico en células humanas. En un futuro no muy lejano, estas bacterias podrán actuar como ‘micro-robots’ para detectar o destruir tumores.

La escasez de alimentos, otro de los grandes males de la sociedad actual, ha llevado al CNB a estudiar cultivos que permitan combatirla, ideando nuevas formas de producción agrícola que sean rentables y ecológicamente sostenibles al mismo tiempo; además, para aquellas zonas donde el clima es extremo, se trabaja en el cultivo de plantas capaces de crecer en condiciones desfavorables de luz, agua y temperatura. El estudio de la incidencia de los cambios medioambientales en las plantas, ha permitido obtener nuevas variedades de cultivos que se pueden producir en condiciones climáticas adversas, son resistentes a las plagas y además necesitan menos abono para crecer. Por ejemplo, han conseguido una variedad de patata que se puede cultivar en zonas donde el clima es adverso para su cultivo. Pero no sólo esto, el medio ambiente, también es objeto de estudio y cuidado por parte de los equipos de investigación del CNB. Si tenemos en cuenta que casi una quinta parte de las enfermedades en los países industrializados se puede atribuir a factores medioambientales, no extraña que el CNB también investigue cómo utilizar los microbios y las plantas para limpiar vertidos de petróleo o absorber sustancias cancerígenas del suelo; la mayoría de los ciudadanos no somos conscientes de que el arsénico, que es un elemento natural de la corteza terrestre, se utiliza en numerosos procesos industriales y se disuelve en forma de arseniato en aguas subterráneas, siendo una de las sustancias cancerígenas más potentes que se conocen; si para regar cultivos, beber o preparar alimentos se utilizan esta agua, la amenaza del arseniato para la salud pública es indiscutible, por ello, el CNB estudia los procedimientos para la obtención de plantas que incorporen y retengan del medio ambiente el arseniato para eliminar su efectos perjudiciales sobre la salud.

En su Oficina de Transferencia Tecnológica, se organizan encuentros entre investigadores y emprendedores, colaborando con las empresas en el desarrollo conjunto de proyectos de investigación; además, ponen a disposición de las empresas modelos experimentales desarrollados en bacterias, plantas y animales de laboratorio y. las instalaciones necesarias para realizar estudios in vitro e in vivo, que precisen medidas especiales de bioseguridad, además de ofrecer servicios de consultoría y programas de formación profesional.

Mario Mellado, director del Centro Nacional de Biotecnología

El CNB, se encuentra ubicado en el campus de Cantoblanco de la Universidad Autónoma de Madrid. Se creó, en el seno del Consejo Superior de Investigaciones Científicas e inicialmente se denominó Centro Nacional de Ingeniería Genética y Biotecnología, modificándose en 1987 por su denominación actual. Actualmente, la investigación se divide en las áreas de Biología Molecular y Celular, Biotecnología Microbiana, Genética Molecular de Plantas, Inmunología y Oncología, Estructura de Macromoléculas y Biología de Sistemas.

La difusión científica es otra de las actividades del Centro, a través de la Oficina de divulgación y Comunicación, ofreciendo en su web contenidos y material didáctico adaptado a todos los públicos que además pueden participar en las jornadas abiertas y visitas guiadas que se organizan asiduamente. El presupuesto anual del CNB ronda los 20 millones de euros, incluyendo financiación estatal e ingresos a través de proyectos de investigación, servicios científicos y contratos con empresas.

En los laboratorios del Centro Nacional de Biotecnología se está desarrollando una vacuna frente al coronavirus

El virus se ha cobrado ya más de 800 vidas. La vacuna podría estar disponible en tres meses

En los laboratorios del Centro Nacional de Biotecnología se está desarrollando ya una vacuna frente al coronavirus que podría estar disponible en tres meses. El virólogo español Luís Enjuanes, lidera el equipo de este laboratorio que desde hace 35 años estudia el coronavirus y que ha desarrollado vacunas contra algunos de su especie considerados de los más letales como SARS y MERS.

La tecnología del laboratorio del Centro, ha permitido desarrollar el primer clon infectivo del virus de Wuham, que es una réplica por síntesis química e ingeniería genética y que permite modificar el genoma del virus para ver qué genes son los responsables de su virulencia y cómo se puede eliminar del virus y crear una vacuna para la curación de quienes se han infectado.

La vacuna contra el virus del coronavirus podría estar lista en tres meses

Ya en 2002, el equipo de Enjuanes colaboró con los institutos de salud de Estados Unidos para atajar los brotes de coronavirus SARS-CoV, la conocida como gripe aviar y en 2012 frente al MRS-Cov.

El prototipo de vacuna podría estar disponible en tres o cuatro meses como mucho, ya que, comparte con el SARS una buena parte de su carga genética.

El coronavirus, al igual que el ébola, es un “virus emergente”. El coronavirus se transmite a través del aire, como la gripe, sin embargo, el ébola requiere un contacto. En cuanto a los síntomas, mientras que el coronavirus ataca al sistema respiratorio, el ébola causa hemorragias severas. Mientras que hace cinco años no teníamos ninguna vacuna para el ébola, ahora esta enfermedad se puede prevenir y tratar. El virus causó en el brote de 2014 más de 11.000 muertos trata de erradicarse habiéndose vacunado desde agosto de 2018 casi 300.000 personas con la vacuna experimental rVSV-ZEBOV y en algunas zonas próximas a Goma, se ha empezado aplicar en noviembre pasado la segunda vacuna aAd26.ZEBOV a cerca de 10.000 personas.

Formación

Más de 20 tesis doctorales cada año

Dialogando con la comunidad científica internacional

En el CNB se presentan cada año más de 20 tesis doctorales, realizadas bajo la supervisión de sus investigadores. Entre la cantera de científicos formados en el CNB existen muchos que ocupan posiciones de gran liderazgo en los ámbitos tanto académicos como empresariales.

El CNB forma parte del Campus de Excelencia Internacional, que aglutina, en torno a las Facultades de la Universidad Autónoma de Madrid, a varios centros de investigación del CSIC formando uno de los polos de docencia a investigación más importantes de Europa. Más de 200 estudiantes, realizan cada año su máster o su tesis doctoral en el CNB y aproximadamente un tercio de ellos procede de otros países, lo que confirma su excelente reputación internacional.

El CNB se inauguró en 1992 y en él trabajan más de 70 grupos de investigación

Junto con la organización de conferencias internacionales, las actividades de formación del CNB mantienen el diálogo con la comunidad internacional y refuerzan la presencia global de la ciencia española. Entre su formación, destacan sus seminarios, cursos y talleres de diferente nivel científico y profesional que se distinguen por su calidad y actualidad y porque están abiertas a la participación de estudiantes, investigadores y otros profesionales en áreas afines a la Biotecnología.

No te pierdas, entre el 3 y el 14 de febrero, el escape road en las facultades de ciencias y biología, donde se presentarán perfiles de mujeres galardonadas con el Nobel en un recorrido en el que los visitantes responderán a preguntas sobre las investigadores buscando, a través de una aplicación móvil, carteles ocultos de grandes científicas, todo ello con motivo de la celebración, el 11 de febrero del Día Internacional de la Mujer y la Niña en Ciencia, con más de un centenar de actividades en toda España, que también rescatan del olvido a valerosas mujeres que, sin embargo, no fueron galardonadas con el preciado premio.

www.cnb.csic.es

#CNB #UAM

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square